jueves, 15 de abril de 2010

Recuerdos de un Jueves Santo

Fue un Jueves Santo alcalaíno cuando con sus más queridos amigos tomo el pan y el vino.



También le lavaría los pies a sus apóstoles.



Aunque entre ellos habría un traidor que lo envía directamente a la cruz, no antes siendo humillado.



Pero siempre estaría su madre junto a Él, siendo fuerte y superando el DOLOR de ver como mataban poco a poco a su hijo.



Y como el Jueves Santo alcalaino es más bien escaso lo que no debemos olvidar nunca es que fue dicho día cuando se instituyó la Eucaristia.

1 comentario:

EVA MARÍA dijo...

No veas lo que me está molando esta serie de "tus recuerdos" de la Semana Santa. Las fotos te han quedado chulísimas, no había visto todavía ningunas del Lunes Santo y muy pocas del Jueves.
Bueno......... espero las del Viernes!!!! jejejeje.

Bss.