martes, 11 de agosto de 2009

Hace 782 años...

Un pastor de Colomera (Granada), llamado Juan Alonso Rivas, apacentaba su ganado, cabras y ovejas, en las alturas de Sierra Morena junto a la cumbre del Cabezo. Era cristiano sencillo y fervoroso, quizá algo entrado en años y estaba aquejado de una anquilosis o paralización total en el brazo izquierdo.

Empezaron a llamar su atención las luminarias que divisaba por las noches sobre el monte cercano a donde tenía su hato y a las que se sumaba el tañido de una campana. Finalmente quiso salir de duda y en la noche del 11 al 12 de agosto del año 1.227 resolvió llegar a la cumbre.


A su natural temor sucedió una expresión de asombro y gozo, porque en el hueco formado por dos enormes bloques de granito, encontró una imagen pequeña de la Virgen, ante cuya presencia se arrodilló el pastor y oro en voz alta entablando un diálogo con la Señora.


La Santísima Imagen le expresó su deseo de que allí se levantara un templo, enviándolo a la ciudad, para que anunciara el acontecimiento y mostrara a todos la recuperación del movimiento en su brazo y de esta forma, dieran crédito a sus palabras. Bajó a la ciudad y anunció el suceso que no tuvieron más remedio que creer ante le testimonio de su brazo curado.

Hoy 782 años después el pueblo subira hasta el sagrado monte para venerar a la pequeña virgen que aquel dia bajo del mismo cielo para que todos pudieran verla. Y yo estoy aquí la tengo frente a mí. Pidiendo por todos aquellos que este año no han podido estar y sobre todo para que el próximo octubre pueda llegar caminando hasta sus pies como cada año.


Por lo tanto no será un adios sino hasta pronto.

1 comentario:

BITÁCORA SANJUANERA dijo...

Pues este año no he podido ir, que pena, esta noche de Agosto me gusta más que el día de su fiesta. Espero que lo pases muy bien.

SALUDos y bss.