miércoles, 19 de agosto de 2009

José Gabriel Martín Simón

En 1896 nace en Granada este escultor, considerado el último gran maestro de la escuela de imagineria granadina. Falleció en 1971 en la misma ciudad que le vio nacer.

Como gran parte de los imagineros de la época se inicio con su tío Pablo de Loyzaga. Pasó despues al taller de Navas Parejo, donde realizó obras como la Virgend e las Tres Avemarias, varios panteones... que aparecian firmadas por el titular del taller. También su época mas joven realizaba retratos al natural.

Con aproximadamente 35 años tiene su propio taller. Realizando durante los 30 siguientes años la gran parte de sus obras. Para Málaga realizó diversas imagenes procesionales destacando Nuestro Padre Jesús Cautivo (1938), de esta imagen se crearon diversas historias como que una vez finalizada la obra el escultor quedo ciego... pero eso será otra historia.


Entre 1936 y 1946 fue profesor de la Escula de Artes y Oficios, y bajo su dirección se reconstruyó la reja del Santuario de Ntra Sra de la Cabeza. Siendo el Calvario y la corona diseñados por el mismo.

También en 1938, basandose en un boceto realizado por Manuel Garnelo realizó la imagen de la Virgen de las Mercedes, patrona de nuestra localidad (Alcalá la Real). Entre otras muchas imágenes durante 20 años realizó las imagenes para el Santuario del Cristo del Paño, una Inmaculada para Argentina y otra par Cullar Vega.


Destacable también en la labor del imaginero es la restauración de imágenes y retablos destruidos durante la guerra por ejemplo el Nazareno realizado por Pablo de Rojas o la Basílica de la Virgen de las Angustias.

Nombraba anteriormente que habia realizado la patrona de Alcalá pero también realizó para esta misma localidad el Srmo Cristo de la Salud, la Virgen de las Angustias, el Señor de la Humildad y la Virgen de la Cabeza.


Además de imaginero, no podemos olvidar al hablar de Martín Simón su labor como orfebre. Ya que realizó puertas para sagrarios, coronas... Sus últimos años de vida los dedicó a tallar imágenes pequeñas como Inmaculadas y copiar la anteriormente realizada por Alonso Cano.

Sus imágenes eran del más puro estilo barroco destacando en ellas intimosmo, paz, expresividad, dulzura, dolor resignado... Pero nunca llegando a la tragedia.

Después de este breve repaso por la vida y obra de Grabriel Martín Simón indicar que la elección de este imaginero el día de hoy es porque el Cristo de la Salud de Alcalá la Real, lo realizó fijandose en el Cristo de la Misericordia de Granada, obra de Jose de Mora de quien hablamos en la anterior publicación. Y si nos fijamos pues los rasgos son muy similares la mayor diferencia es la cruz.

3 comentarios:

Torredonjimeno Cofrade dijo...

muy, pero que muy interesante.
Martin Simon tambien le volvio a tallar el pelo al nazareno de la basilica de las angustias de Granada, sustituyendo el pelo natural que se le puso en el barroco.
Enhorabuena por esta entrada, yo estoy haciendo un articulo sobre la escuela granadina de escultura y apenas he encontrado datos sobre este artista.
Un saludo!!

Francisco J dijo...

Creo que tenía el dato pero incluir todos los detalles de los diferentes imagineros, historias, leyendas... serian post interminables.

Y espero tu artículo sobre la escuela granadina, seguramente sorprenda al igual que tantos otros.

Un saludo.

PD: Estas invitado a la festividad del titular de mi hermandad el Cristo de la Salud realizado por Martín Simón, es el primer domingo de septiembre.

Anónimo dijo...

JOSE GABRIEL MARTIN SIMON.
Existe un salto de su época de iniciación a su etapa de madurez en que se independiza, que los eruditos concretan entorno a 1930, posiblemente antes sobre 1929, fecha en que participó en la exposición iberoamericana de Sevilla, opteniendo primera medalla del gremio de escultores con su obra "San Lorenzo" , posiblemente una de las primeras que firma a titulo personal y razón de peso para su desvinculación del Taller Navas-Parejo.
Su rúbrica se compone de caracteres gráficos que simulan sus iniciales J.y G. en un mismo trazo de espíritu barroco, seguidas por "Simo" su segundo apellido,aquel por el que se le conocía pero sin la "n" final.
La originalidad de esta pieza que presenta en ropaje de acólito, es un cordón cingular alrrededor del cuello y centrado en el pecho rematado por un borlón.
un saludo